Siguen los fuertes enfrentamientos por el control de Trípoli

 Los enfrentamientos en Trípoli por el control total de la ciudad continuaron este lunes y se extienden hasta la madrugada del martes. Fuerzas leales al líder Muammar Al Gaddafi resisten ante el ataque de los rebeldes que buscan dar con el coronel y plantarse en el poder.


Los enfrentamientos armados se han intensificado en distintas zonas de la ciudad. En el sur, algunos tanques salieron de la zona Bab al-Azizyah, donde se encuentra la residencia de Al Gaddafi, para enfrentar el asalto de los opositores que, según se conoció, preparan una última embestida para hallar al líder de la revolución.

El llamado Consejo Nacional de Transición de Libia (CNT) asegura tener 90 por ciento de Trípoli bajo su tutela, los insurgentes tomaron radios estatales, televisoras y el aeropuerto local.

Hasta la noche del lunes, la zona de Bab El Aziziya permanece bajo custodia de las tropas leales al Gobierno.

Los opositores afirman estar haciendo una operación de limpieza en Trípoli para liberarla de los focos de resistencia. La presencia de francotiradores y artillería ha convertido a la capital en un zona donde prevalece la zozobra y el peligro.

Al Jazeera informó que los rebeldes entraron a la ciudad y avanzaron durante la noche, describió la situación de seguridad en la ciudad como “débil”, a pesar de algunas celebraciones que se han realizado en las calles.

“Hay algunas fuerzas de Al Gaddafi que siguen dando la pelea”, dijo.

“Y los rebeldes todavía hacen un último esfuerzo para invadir Bab al-Azizyah”, agregó Khodr, diciendo que no está seguro de que esta operación se pueda llevar a cabo.

Las fuerzas de oposición y los residentes de Trípoli estaban tratando de mantener el orden en la ciudad, dijo Khodr.

Un combatiente de la oposición en Trípoli dijo a Al Jazeera que sólo un 20 por ciento de la ciudad capital estaba en manos de los partidarios del coronel Al Gaddafi.

Mientras, grupos rebeldes tomaron el control total del edificio de la radio y televisión estatal libia, que interrumpió sus transmisiones, según confirmó el portavoz Mohammed Zawiwa. La televisora Al Jamairiya quedó sin imagen y luego presentó el logo de la emisora.

“Todos los canales de la televisión del Estado dejaron de transmitir. Nuestros combatientes penetraron en los locales y tomaron el control”, dijo.

Entretanto, durante una rueda de prensa ofrecida desde el bastión rebelde de Benghazi, Mustafa reconoció que Libia todavía enfrenta muchos retos, incluyendo el mantenimiento del orden.

La corresponsal de Al Jazeera, Jacky Rowland, informó que “Jalil habló largo y tendido asegurando que no iba a ser un lecho de rosas el camino de transformación sino que los libios tiene grandes retos por delante”

“Hizo un llamado a las personas en Trípoli a respetar la vida de las personas y sus bienes. También hizo hincapié en que las personas no deben tomar la ley en sus propias manos”.

“Jalil dijo que Al Gaddafi había dejado un legado de violencia contra su propio pueblo y el mundo”, relató la periodista.

Dijo que esperaba que el líder libio fuera capturado con vida para que pudiera ser llevado a juicio.

“Le vamos a ofrecer un juicio justo. Pero no tengo idea de cómo va a defenderse en contra de estos crímenes que él cometió contra el pueblo libio y el mundo”, dijo Jalil. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *