Rescataron más de 200 serpientes en un departamento de Once

En un departamento de Once hallaron 219 serpientes de distintas especies, pitones y boas de hasta 2 metros de longitud. Las mismas se encontraban en cajas para que lleguen a ser vendidas en el mercado negro.

Los animales se encontraban acopiados en un departamento de  Lavalle al 2200. Un vecino fue el encargado de realizar una denuncia a través del portal de Internet del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, que desencadenó un allanamiento. 

Según fuentes del operativo, las venderían por $ 400 mil. y ya imputaron a una persona.

Los datos sobre las características de estos animales impresionan, por la cantidad y por el tamaño. Pero, “pese a su temible aspecto, esas serpientes no representaban peligro” para los vecinos, aclaró Santiago D’Alessio, director de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad.

Durante el operativo, los agentes hallaron también unos 19 huevos de especies exóticas e investigaban si el lugar también funcionaba como criadero.

Las serpientes estaban encerradas en cajas transparentes identificadas con etiquetas en las que se especificaba su tamaño, su peso y otras características.

Expertos explicaron que la boa esmeralda no es venenosa y habita en las selvas tropicales de Sudamérica. De hasta dos metros de longitud, es verde con manchas blancas y el vientre tiende a tonos de amarillo.

En tanto, la pitón bola procede, originalmente, de África. Mide algo más de un metro de largo y su nombre obedece a que cuando se siente amenazada se enrosca sobre su propio cuerpo. Está considerado un animal poco agresivo.

Todos los ejemplares serán trasladados al serpentario de Instituto Malbrán de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) y los revisarán. Será “para saber si pueden ser reinsertados en su hábitat natural”, según precisó Bergman.

El tráfico ilegal de animales es una de las actividades ilícitas que más dinero mueve, después del de armas y el de drogas, coinciden fuentes oficiales y de distintas ONG que ayudan a combartirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *