Cambios en el sistema Ecobici

Las bicicletas públicas de la Ciudad, tendrán una nueva empresa que las manejará. Tembici, ganó la concesión del servicio que será privatizado pero para los usuarios continuará siendo gratuito Esta empresa, de origen brasileño, será la encargada de sumar estaciones y bicicletas al circuito. En 2019 se prevé en la calle unas 4000 bicicletas, y 400 estaciones.

El sistema EcoBici cada vez es más utilizado por los porteños y desde la Ciudad se propusieron continuar incrementando las opciones para su uso. Por este motivo, la Legislatura aprobó continuar promoviendo la movilidad sustentable y se lanzó una licitación para incorporar tecnología de avanzada y duplicar las estaciones y las bicicletas. Esta concesión se adjudicó a la brasilera Tembici, que extenderá el sistema de 200 a 400 estaciones y de 2500 a 4000 bicicletasEl sistema seguirá siendo gratuito.

Según mencionan desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad, el objetivo de pase de mando es elevar la calidad del sistema y seguir promoviendo la movilidad sustentable. “Nuestro objetivo es lograr que Ecobici esté a la altura de estándares de calidad internacionales y duplicar su cobertura, y para lograrlo nos inspiramos en grandes ciudades del mundo con sistemas públicos de bicicletas que son un éxito y cuentan con tecnología que permite brindar una mejor experiencia al usuario”, expresa Juan José Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad.

La flamante concesionaria es Tembici, y con su llegada incorporará a Ecobici el sistema de sponsoreo. Itaú, en conjunto con Mastercard como marca acompañante, serán los encargados de auspiciar el nuevo desarrollo y brindarán mejoras significativas al Sistema de Transporte Público de Bicicletas. Entre ellas, contará con bicicletas más modernas, resistentes y anti vandálicas, poseerán conexión doble SIM para asegurar el servicio de internet, el anclaje será individual y mediante un software abierto se podrá monitorear de manera centralizada el funcionamiento tiempo real.

Los nuevos rodados serán más ergonómicos, livianos y robustos, contarán con un cuadro de aluminio reforzado diseñado para uso intensivo, cambios internos antivandálicos de tres velocidades, sistema de frenos “Rollerbrake”, que garantiza frenadas más seguras, luces LED integradas que se encenderán cuando el ciclista empieza a pedalear, ruedas reforzadas y cubiertas con sistema anti pinchadura y bandas reflectantes. El asiento será resistente a la intemperie, el manubrio reforzado con protector de cables y los pedades antideslizantes. Timbre y canasto son accesorios que también estarán presentes.

El uso del sistema público creció al ritmo en el que se incrementaron los viajes en bicicleta en general. Representan más del 3,5% del total de traslados que se realizan y refleja un gran crecimiento con respecto a ocho años atrás, cuando sólo el 0,4% de los viajes se hacían pedaleando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *