Argentina: Historico: La corte anulo los indultos a militares

La Corte Suprema de justicia argentina anuló el indulto concedido al represor Santiago Omar Riveros por el ex presidente Carlos Menem. Riveros fue condenado en su momento por delitos de "lesa humanidad".

Aunque el fallo se refirió solo al planteo de la defensa de Riveros, la solución se proyectará a todos los casos relacionados con indultos presidenciales a acusados de violaciones contra los derechos humanos, entre ellos los jefes de la dictadura.

La Corte lo decidió hoy en una resolución en la que la mayoría de los ministros del Máximo Tribunal coincidieron con las conclusiones del Procurador General de la Nación Esteban Righi quien, el 4 de mayo último dictaminó en contra del decreto 1002 firmado el 6 de octubre de 1989, que también incluyó otros indultos.

La causa llegó al máximo tribunal luego de que la Cámara Federal de San Martín se pronunciara a favor del perdón presidencial y la Cámara Nacional de Casación Penal revocara esa sentencia.

La defensa de Riveros presentó entonces un recurso extraordinario, que fue rechazado por una "estricta" mayoria -cuatro votos- en la Corte, ya que el fallo que declaró la inconstitucionalidad fue firmado por el presidente del tribunal Ricardo Lorenzetti y los ministros Elena Highton, Juan Carlos Maqueda y Raúl Zaffaroni.

En disidencia votaron los ministros Carlos Fayt y Carmen Argibay, en tanto que Enrique Petracchi -quien hace 16 años había votada a favor del decreto 1002- se abstuvo.

La mayoría sostuvo que los delitos de "lesa humanidad" -como aquellos que se atribuyen a Riveros- son contrarios no solo a la Constitución Nacional, sino también al derecho de la comunidad internacional.

Por esa razón, pesa sobre los Estados la "obligación" de esclarecerlos e identificar a sus culpables, compromiso que surge de la adhesión a tratados internacionales y no puede ser modificado ni derogado por otras normas.

El voto que prevaleció recordó los antecedentes "Arancibia Clavel", vinculados al atentado contra el general chileno Carlos Prats, perpetrado en Buenos Aires en septiembre de 1974 y "Simón", un caso de privación ilegal de la libertad y torturas, en los que declaró la "imprescriptibilidad" de los delitos de lesa humanidad y la inconstitucionalidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *