Callejeros volvio e hizo vibrar a 21 mil personas

Veintiún meses después de la tragedia de Cromañón, en la que murieron 194 personas, Callejeros volvió a los escenarios con un show propio. El polémico regreso de la banda liderada por el "Pato" Fontanet tuvo lugar en Córdoba, ante las 21 mil personas que colmaron las tribunas habilitadas del estadio del barrio Chateau Carreras.

El concierto comenzó a la hora señalada. Puntualmente, a las 17, los músicos de Villa Celina aparecieron sobre el escenario montado al aire libre y desataron la euforia de sus fans. Los primeros acordes del show correspondieron a "Señales", el corte de difusión del último disco del grupo, que salió en mayo pasado.

Minutos después, Fontanet habló con el público de Cromañón. Dijo que "los chicos muertos" en el incendio del boliche "van a estar presentes" siempre que actúe Callejeros.

Además, el cantante comentó que la noche del 30 de diciembre de 2004 "perdimos todos". Y agregó: "A Callejeros la tragedia le pasó por encima". Luego de estas palabras, el joven le dedicó una canción a Gastón Amaya, una de las 194 víctimas de Cromañón, informó Clarín. Mientras tanto el lider de Callejeros declaro  " con la tragedia perdimos todos".

El show se desarrolló con suma tranquilidad. Es que la organización del espectáculo incluyó un riguroso operativo de seguridad del que participaron unos 1600 policías –el doble de los que controlan el clásico del fútbol cordobés: Talleres-Belgrano-.

Antes de entrar a la cancha, los fanáticos fueron registrados por personal policial. Desde la apertura del estadio –al mediodía- se produjo un sólo incidente: un joven intentó ingresar al espectáculo con tres bengalas de mano. Pero no pudo hacerlo, porque los efectivos las detectaron y lo detuvieron.

Esta mañana, el intendente de Córdoba, Luis Juez, volvió a defender la realización del recital de Callejeros. "Es lo que corresponde. Nunca pensamos que un tema tan sencillo como permitir el acceso a la libre difusión y el trabajo iba a generar semejante movida", lanzó.

Además, Juez mostró confianza en el operativo de seguridad montado para el concierto en el Estadio Córdoba. Aseguró que se probaron todas las medidas para que funcionen a punto. Y pidió a los productores del espectáculo que sean "responsables".

La presión que ejerció un grupo de familiares de víctimas de la tragedia en el boliche para que el recital no se realice fue grande e incluyó capítulos judiciales. Al respecto, Juez admitió esta mañana que en los encuentros que mantuvo con ellos se dio "una charla muy dura".

"No hay forma que yo me ponga en el lugar de ellos. Si la Justicia fuera más rápida en Buenos Aires esta gente ya hubiera desarrollado su duelo. Un padre me dijo que viene a Córdoba a matarme un hijo para que sepa de qué se trata. Corté y me puse a llorar. No podemos tolerar esas cosas", contó en diálogo con radio Continental.
FUENTE: APF – TELAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *