Bush tuvo un exhabrupto frente a un micrófono

Un micrófono captó ayer a un desprevenido presidente de Estados Unidos, George W. Bush, cuando decía que Siria debería presionar a Hezbolá para que "deje de hacer esta mierda", en alusión al conflicto en Medio Oriente.

Bush estaba hablando en privado con el primer ministro británico, Tony Blair, durante un almuerzo en la cumbre del Grupo de los Ocho en San Petersburgo. Lo que el mandatario no sabía es que un micrófono estaba transmitiendo sus francos comentarios.

"Creo que Condi (la secretaria de Estado, Condoleezza Rice) deberá ir (a Oriente Medio) muy pronto", dijo Bush. Blair respondió: "Correcto, eso es todo lo que importa, llevará algo de tiempo organizarlo".

Blair agregó: "Mira, si ella (Rice) va debe tener éxito, como cuando salgo y hablo". Bush respondió: "La ironía es que lo que necesitan hacer es conseguir que Siria haga que Hezbolá deje de hacer esta mierda, y todo se acaba".

Aunque su lenguaje fue picante, el mensaje de Bush fue similar al que ha tenido en el encuentro: que Siria apoya a los guerrilleros de Hezbolá en el sur de Líbano, y que debe obligar al movimiento islámico a que detenga sus ataques contra Israel y devuelva a dos soldados judíos secuestrados.

Bush también pareció quejarse respecto al deseo del secretario general de la ONU, Kofi Annan, de un cese del fuego inmediato para detener la violencia y aprovechó para agradecer a Blair un suéter que le regaló. Poco después, el británico se dio cuenta de que el micrófono estaba abierto y lo cerró precipitadamente, aunque ya era muy tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *