Tormenta azoto a Buenos Aires

La Capital Federal vivió un caos especialmente en el tránsito debido a la gran cantidad de agua caída (49,4 milímetros hasta las 12.00 del mediodía), y a las calles y avenidas inundadas se sumó el hecho de que dejaron de funcionar la mayoría de las líneas de subte, por anegamientos en las vías, según informó la empresa Metrovías. 

También hubo demoras en el ex ferrocarril Sarmiento y en la ex línea Mitre -donde los servicios de tres ramales debieron ser suspendidos-. 

En tanto, la avenida 9 de Julio llegó a registrar poco antes del mediodía enormes demoras y filas de varias cuadras de automóviles detenidos. 

La tormenta también generó inconvenientes en las operaciones del aeropuerto internacional de Ezeiza, porque un rayo afectó el sistema de transmisión de datos por radar.
S
egún informaron voceros de la Fuerza Aérea, a las 8.10 de la mañana cayó un rayo y "quemó un cable de transmisión de datos que impiden tener pantalla de radar", por lo cual en el Aeropuerto de Ezeiza hubo que operar con comunicaciones radiales. 

En tanto, hubo importantes anegamientos en calles y avenidas de los barrios de Palermo, Belgrano, Núñez y La Boca, donde incluso el agua llegaba a los 20 centímetros en los frentes de las viviendas y comercios. 

Entre las zonas más afectadas estuvieron la avenida Cabildo entre Carranza y La Pampa -en especial la zona de Cabildo y Zabala- y en La Boca la calle Necochea desde Olavarría hasta Arzobispo Espinoza -donde el agua llegaba de vereda a vereda- y la avenida Almirante Brown, desde Benito Pérez Galdós hasta el Parque Lezama, cuyas veredas estaban completamente cubiertas de agua. 

También se inundaron parcialmente los accesos que comunican a la Ciudad con el sur del Gran Buenos Aires, en especial el Puente Pueyrredón y el Puente La Noria.
 
En la zona de Parque Centenario, hubo inundaciones sobre la avenida Corrientes, mientras que en Juan B. Justo y Paraguay, en la zona de Palermo, también se registraron anegamientos. 

Las lluvias cayeron con fuerza durante parte de la madrugada -en especial entre las 5:00 y las 6:00- y más tarde volvieron a sentirse con intensidad alrededor de las 11.00 de la mañana. 

Eso hizo que algunas calles de la ciudad se inundaran por la gran cantidad de lluvia caída en poco tiempo, lo cual no dejó margen a las bocas de tormenta para evacuar el agua. 

También como consecuencia de la lluvia hubo accidentes en las calles porteñas: en uno de ellos un auto se incrustó contra el frente de una vivienda, en el barrio de Mataderos, y en otro dos personas que viajaban en moto fueron atropelladas por un colectivo, en pleno barrio de Once. 

FUENTE: ABIERTA TV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *