Le ordenan al gobierno porteño a darle una vivienda a un chico discapacitado que vive en la calle

Ciudad de Bs. As. – La Corte suprema de la Nación le ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que le entregue una vivienda a una madre y a su hijo discapacitado que se encuentran en «situación de calle». En la causa “Q. C., S. Y. c/ Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires s/ amparo”, los jueces destacaron que si bien no hay un derecho a pedir una vivienda, existe una garantía mínima para las personas que afrontan situaciones de extrema vulnerabilidad.
El máximo tribunal dispuso, además, que el Gobierno porteño asegure la atención y cuidado del menor, afectado por una encefalopatía crónica no evolutiva, y proveer a la madre, de nacionalidad boliviana, el asesoramiento y la orientación necesaria para la solución de su problemática habitacional.
La Corte resolvió además mantener una medida cautelar que exige otorgar al grupo familiar un subsidio que le permita abonar en forma íntegra un alojamiento en condiciones dignas de habitabilidad.
La causa se inició en 2000, cuando la mamá del chico inició una acción de amparo para que sea incluida en los programas gubernamentales vigentes en materia de vivienda y le proporcionara alguna alternativa para salir de la “situación de calle” en la que se encontraba. El caso pasó por todas las instancias de la Justicia porteña hasta el Superior Tribunal de la Ciudad. Y en septiembre del año pasado, la Corte llamó a una audiencia pública.
En el voto mayoritario se destacó que este caso, por su extrema gravedad, no constituía un reclamo simple por el derecho a la vivienda digna, ya que involucra a un chico discapacitado que no sólo exige atención permanente, sino que además vive con su madre “en situación de calle”.
Los jueces destacaron que el sistema de paradores implementado por la Ciudad no resultaba un ámbito adecuado para un niño afectado por una discapacidad. Tampoco el programa de “Atención para Familias en Situación de Calle”.
LND Noticias – FUENTES: AGENCIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *