La línea C no funcionó durante medio día

images (4)La protesta que impidió el servicio fue protagonizada por unos 30 empleados que dijeron pertenecer al Sindicato de Trabajadores de Subterráneos (STS) e impidieron el inicio del servicio en la estación Constitución, donde retuvieron dos formaciones, hasta que intervinieron la justicia porteña y la policía Metropolitana y a las 17 levantaron el bloqueo.

El servicio de colectivos colapsó y más de 100 mil pasajeros debieron modificar su rutina para encontrar la forma de llegar a destino.

Miles de pasajeros varados, colectivos abarrotados y filas interminables en Constitución y Retiro fue la postal que dejó ayer un sorpresivo paro en el subte C. La medida fue realizada entre las 5 y las 18 por un supuesto nuevo gremio llamado Sindicato de Trabajadores del Subte, que no es reconocido por Metrovías ni por los otras dos agrupaciones que tienen vigencia, la UTA y los metrodelegados.

El conflicto comenzó bien temprano, cuando las primeras formaciones de la línea se disponían a salir y se encontraron con unas 30 personas sobre las vías. Decían formar parte del nuevo sindicato y rechazaban la instalación de máquinas expendedoras de boletos, lo que podría implicar una merma en la cantidad de personal. Desde entonces, cerca de 100 mil pasajeros debieron buscar alternativas para viajar. Algunos emprendieron un largo trayecto a pie y otros esperaron colectivos durante varias horas ante la aglomeración de gente. El Metrobús sobre la 9 de Julio, que realiza el mismo trayecto que la línea, fue caótico.

Mientras tanto, los manifestantes permanecían en las vías. La vocera de Metrovías, Lucía Ginzo, dijo que no se trató de una medida de fuerza sino de un “piquete” y advirtió que algunos de los manifestantes no eran empleados.

Los manifestantes, pese a que decían tener la personería desde mayo de 2014 y buscaban una reunión en el Ministerio de Trabajo, abandonaron las vías a las 17, tras ser notificados de la orden de desalojo de la Fiscalía Contravencional 36 y el despliegue de efectivos de la Metropolitana. Hubo momentos de tensión, pero no pasó a mayores. Una hora después, se restableció el servicio, aunque los trabajadores amenazaron con más medidas como la de ayer.

Fuente: Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *