Nuevo aumento en el transporte público

El valor del viaje en trenes y colectivos vuelve a subir por quinta vez en el año. El viaje en colectivo pasará a costar desde  $ 12 y los ferrocarriles subirán entre 50 o 75 centavos según el ramal. Los descuentos por combinar viajes continúan.

Esta suba, que ya estaba prevista,  forma parte de un cronograma que el Gobierno nacional anunció en el mes e julio.

El boleto mínimo del colectivo subirá de $ 11 a $ 12. También se encarecerán los pasajes en las siete líneas de trenes metropolitanos, entre $ 0,50 y $ 0,75 el mínimo según el ramal.

El 15 de octubre se aplicará la última fase de los incrementos previstos, lo que llevará la tarifa más baja del colectivo a $ 13. Aunque esto no significa que no pueda haber más ajustes antes de fin de año.

Con el nuevo esquema tarifario, desde mañana un viaje en colectivo de menos de 3 kilómetros, la primera sección, costará $ 12. Pero los tramos más habituales serán más caros: el boleto para un recorrido de 3 a 6 km saltará de $ 11,75 a $ 13; para un viaje de 6 a 12 km pasará de $ 12,25 a $ 13,75.

Cuando en octubre se realice el último de los ajustes anunciados hasta ahora, un pasaje de colectivo para moverse por la Ciudad o cruzar a alguno de los puntos del GBA podrá demandar hasta $ 16,50 si el recorrido superara los 30 kilómetros.

En el caso de los trenes, desde este sábado el precio más alto se pagará en las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín, con las que trasladarse de una cabecera a otra demandará $12,50, siempre hablando de tarifas plenas. Y desde el 15 de octubre, saldrá $ 13,25.

Los pasajes mínimos de tren serán de $ 4,25 en el Belgrano Norte; $ 8,25 en el Mitre, el Sarmiento y el San Martín; $ 4,75 en el Roca y el Belgrano Sur, y $ 5 en el Urquiza.

A principios de año, el boleto mínimo de colectivo pasó de $ 6 a $ 8 y los de tren subieron entre $ 0,75 y $ 1,50. A fines de julio, el ministro del Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, confirmó los otros tres tramos del aumento, que son los que se vienen aplicando desde agosto. Pero también dio a entender que podrían no ser los últimos para 2018: “Las tarifas tienen que acompañar este proceso de mayores costos”, aseguró en ese momento.

Con la suba del mes que viene, los viajes en colectivo acumularán un 116% de aumento en nueve meses, mientras que en líneas ferroviarias como la Mitre el incremento acumulado alcanzará un 118%.

Para aminorar el impacto en el bolsillo de los usuarios, desde febrero el Gobierno implementó el sistema Red SUBE, que genera descuentos en el valor del boleto a partir del segundo viaje, siempre que sea en el término de dos horas corridas y en transporte combinado. De acuerdo a las estimaciones del Ministerio de Transporte, desde que el sistema comenzó a regir más del 60% de los usuarios acceden a los descuentos en las tarifas.

Así, quien se toma más de un medio de transporte (colectivo, subte o tren) para llegar a su destino, abona la tarifa del segundo con un descuento del 50%. Y si tiene que utilizar un

tercer medio de locomoción en el término de los 120 minutos corridos, el descuento en el pasaje es del 75%. El beneficio también aplica para los viajes en subte, y es acumulable con la

tarifa social de la que gozan muchos usuarios. Cerca de 1.400.000 personas, según las cifras oficiales, sólo utiliza un medio de transporte para movilizarse y por eso no puede aprovechar los descuentos. Otros 4 millones de pasajeros, en cambio, obtienen el be- neficio porque hacen combinaciones de más de un medio de transporte.

Otro cambio que se aplicó hace poco es el aumento en el saldo negativo de la tarjeta SUBE, que pasó de $ 20 a $ 30. Pero con las nuevas subas, esa actualización volvió a quedar corta.

A los incrementos en colectivos y trenes habrá que agregarle a partir de noviembre un incremento en el sub

te, que se aplicará con un sistema similar: subas parciales durante cuatro meses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *