App para pagar en los taxis porteños

Aceptar pedidos de viajes a través de apps, cobrar con tarjeta de crédito y débito, y reemplazar los taxímetros por medidores digitales. A partir del año que viene, los taxistas deberán comenzar a adaptarse a los tiempos que corren. La medida fue votada ayer por la Legislatura, pero viene generando polémica desde hace tiempo.

Es que algunos sindicatos de taxistas se niegan a usar nuevas tecnologías. Ayer al mediodía protestaron frente a la Legislatura en contra del proyecto. Al tiempo que se quejan de Uber, rechazan cualquier herramienta que les permita competir en tiempos en los que cada vez más se paga con sistemas electrónicos.

Uno de los lugares de la Ciudad donde más se siente la falta de pago online es Aeroparque. Zona hostil a los choferes de Uber, la única alternativa es el taxi, pero encontrar uno que cobre con tarjeta es misión imposible. Y los cajeros del Newbery no siempre cuentan con efectivo.

Pero a partir del segundo semestre del año que viene, los taxistas porteños que deban renovar la licencia tendrán que equipar el auto con una tablet -en reemplazo del reloj- y una aplicación asociada, que puede ser BA Taxi o cualquier otra aprobada por la Ciudad.

El proyecto, impulsado por las legisladoras oficialistas Natalia Fidel y Cristina García, recibió 42 votos positivos de los bloques de Vamos Juntos, Partido Socialista, Evolución y Mejor Ciudad; 13 negativos de los diputados de Autodeterminación y Libertad, Unidad Ciudadana y del Frente de Izquierda; y cinco abstenciones del GEN y el Bloque Peronista.

Según la nueva normativa, que es una modificación del Código de Tránsito y Transporte, los taxistas deberán usar el sistema de pedido de viajes digitales, y además reemplazar el taxímetro actual. Esa tablet estará conectada al nuevo Sistema de Gestión Integral de Taxis, sin la cual los conductores no podrán operar.

Antes de cada viaje, entonces, el sistema validará que el taxi tenga la licencia y la VTV al día, que el chofer esté habilitado y que no haya superado la cantidad de horas máximas permitidas por jornada. Así, el Gobierno porteño accederá a los datos de ubicación de cada taxi, viajes y estado, lo que esperan le dé más seguridad al pasajero.

A medida que se les vaya venciendo la licencia, los taxistas irán renovándola con el nuevo sistema. Para el segundo semestre de 2020, toda la flota de taxis deberá poder cobrar con tarjetas de crédito y débito y aceptar viajes a través de una aplicación móvil. El pago en efectivo seguirá vigente como opción. Como ventaja extra, el pasajero podrá calificar el viaje y saber el nombre del chofer.

Sin embargo, y aquí está uno de los puntos polémicos, con esta ley la bajada de bandera aumentará de 10 a 11 fichas (entre $ 3 y $ 4 más, a precios de hoy). Será para pagar los gastos de instalación de los nuevos dispositivos y el paquete de datos que implica su uso. Por lo pronto, antes de fin de año la tarifa aumentará un 18%.

Con todo, desde el oficialismo aclararon que no habrá costo extra para el taxista, quien no necesitará tener Internet en su teléfono para usar las apps de viajes, ya que empleará el paquete de datos del sistema.

Son 37.000 los taxis porteños, que hacen 700.000 viajes por día en la Ciudad. De ellos, sólo 8.609 conductores usan la aplicación BA Taxi, y apenas 2.190 lo hacen diariamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *