El corredor Arenales, centro de diseño

El polo de diseño ubicado en la calle Arenales, entre Cerrito y la plaza Vicente López, no detiene su crecimiento tanto en superficie como en convocatoria. De hecho, su influencia llegó también a la calle Juncal y en pocas cuadras concentra una oferta de más de 70 locales de decoración e interiorismo que se impone como un centro comercial a cielo abierto. Como cada octubre desde hace cuatro años, Distrito Arenales vivió la semana denominada «Tendencia Arenales» en la que todas sus tiendas abren las puertas e invitan al público a vivir experiencias vinculadas al diseño.

«La temática cambia siempre y se une a tendencias que enganchen bien con diseño. En esta ocasión fue el arte», señala Facundo Amándola, presidente de Distrito Arenales.

La muestra, organizada por más de 50 locales de decoración, moda e interiorismo reunidos en la Asociación de Comerciantes Distrito Arenales, esta vez, intervino desde vidrieras y fachadas hasta veredas bajo la mirada de tres curadores convocados especialmente: Rodrigo Alonso, Julio Sánchez y Mercedes Urquiza. Los referentes fueron los encargados de formar duplas creativas entre algunas de las tiendas y artistas como Nicola Costantino, Gaspar Libedinsky, Desirée de Ridder, Hebe Defelipe, Leila Awada, Marisa Domínguez, Roger Mantegani y Jimena Fuertes, Marcelo Grosman, Juliana Iriart, Gabriel Baggio, Luciana Randolini, Jimena Passadore, Santiago Carreras y Elisa Estrada, entre otros.

Como en sus anteriores ediciones, el evento que duró una semana tuvo una gran concurrencia. «La zona tiene mucha convocatoria porque la mayoría de las marcas propone cosas hechas a mano en la Argentina. Hay un 30 por ciento que son artículos importados y el resto es todo nacional. Es una apuesta que funciona porque es una especie de prêt-à-porter del mobiliario. En otras palabras, si querés ese mueble distinto al resto lo encontrás acá», dice Amándola. Y esto explica por qué desde hace varios años resulta casi imposible encontrar un local en alquiler en la zona. La vacancia es prácticamente nula. «Ya no hay locales libres. Y cuando se libera algún espacio siempre le avisan a la Comisión Directiva porque tenemos marcas que están esperando un lugar. Esto sucede desde que se armó Distrito porque empezamos a organizar actividades y a tener mucha difusión, entonces las marcas quieren estar acá. En algún punto trabajamos como un shopping. Es decir, organizamos promociones en conjunto y las colecciones de muebles se presentan entre abril y mayo. Respecto a Tendencia Arenales, también la hacemos todos juntos. La difusión individual es muy distinta de la grupal y eso hace que todos quieran estar acá», cuenta el organizador.

Otro acontecimiento que traccionó marcas a la zona es el inminente cierre de Buenos Aires Design, que durante muchos años fue un centro importante para el interiorismo en la Ciudad. «Esta situación apuró la llegada de nuevos locales a Arenales. El beneficio para los que están en este polo es la acción en conjunto, potenciarse uno con otro, y es bueno para el cliente llegar a un lugar donde tiene toda la oferta. Con el tiempo cambió el concepto que a una marca no le convenía estar al lado de la competencia. Lo interesante de la propuesta es que quien, por ejemplo, viene a comprar muebles tiene todas las opciones juntas» explica Carlos Galli, dueño de La Compañía y presidente de Diseñadores de Interiores Argentinos Asociados (de DArA).

Tendencia Arenales se llevó a cabo dentro de la Semana del Diseño en la Ciudad que tuvo más de 100 actividades en 25 sedes. En el marco de la acción y bajo el lema «Transformar no significa cambiar lo que somos, sino la forma como vivimos», hasta fines de noviembre se podrá asistir a Experiencia Walmer, el evento que se organiza en el local de la marca. Se trata de un evento con once espacios en movimiento que muestran las últimas propuestas en diseño y decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *