Cuarentena: Nuevo cronograma para transporte público y bancos

A partir del lunes 13 de abril, el transporte público de pasajeros tendrá un nuevo cronograma en tiempos de cuarentena por causa de la pandemia del COVID-19.

El Ministerio de Transporte de la Nación estableció modificaciones en los esquemas de prestación de servicios de transporte automotor y ferroviario urbano y suburbano de pasajeros con el fin de atender la demanda derivada de las nuevas excepciones dispuestas al cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y a la prórroga de su vigencia hasta el 26 de abril inclusive. Así lo hizo a través de la Resolución 89/2020 del Ministerio de Transporte publicada en el Boletín Oficial.

Así, a partir del lunes 13 de abril de 2020, los servicios de transporte público se llevarán a cabo «con sus frecuencias y programaciones normales y habituales, correspondientes a la hora ‘valle’ del día de la semana de que se trate».

En los considerandos, la norma del Ministerio de Transporte indica que «para la realización de las actividades consideradas esenciales en el marco de la emergencia pública en materia sanitaria, es ineludible el traslado de personal esencial».

Por ese motivo, indica que, «a los efectos de facilitar las condiciones de movilidad y evitar el aglomeramiento de personas en el transporte público, resulta necesario mejorar la frecuencia de los servicios urbanos y suburbanos de transporte ferroviario y automotor de pasajeros, mediante una mayor utilización de la capacidad instalada del sistema de transporte».

Asimismo, se buscará el «escalonamiento» de los horarios laborales para evitar que haya aglomeración de pasajeros. Con el objetivo de reducir el riesgo de contagio, la decisión sirve para que no haya «horas pico» de tumulto de pasajeros en colectivos, trenes y el subte.

La clave está en el «escalonamiento laboral», explicó el Ministro de transporte de la Nación Mario Meoni. La idea es “ir modificando los horarios de ingreso y salida de manera de tener un horario aplanado y no tener picos donde se aglomera una gran cantidad de ciudadanos, sobre todo en lugares del Gran Buenos Aires», señaló.

El aislamiento social preventivo y obligatorio provocó una disminución de «entre un 85% y un 90%» de pasajeros en el transporte público. «Esto significa que (la medida) ha venido funcionando muy bien hasta aquí», subrayó.

Los bancos

Los bancos vuelven a abrir sus puertas para el público general, excepto la atención por ventanilla, a partir del lunes 13 y hasta el viernes 17, período en el que funcionarán con horario extendido y con un sistema de atención por turnos solicitados vía online, informó el Banco Central de la República Argentina (BCRA ) mediante la Comunicación «A» 6958.

La norma aplicará también a las empresas no financieras emisoras de tarjetas de crédito y/o compra, así como los proveedores de servicios no financieros de crédito inscriptos la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias.

Según dispuso el Banco Central, los clientes podrán solicitar turnos para su atención en las páginas web de las entidades, y el comprobante servirá como permiso de circulación entre el domicilio y el banco al cual se dirija la persona.

El BCRA dispuso que las entidades financieras «deberán abrir sus casas operativas para la atención al público en general a partir del lunes 13 y hasta el viernes 17, extendiendo en 2 horas la jornada habitual de atención según la jurisdicción de que se trate». La medida no alcanza a la atención por cajas, que seguirá en su horario habitual focalizada en la atención a jubilados. «Los retiros de dinero deberán seguir haciéndose por cajeros automáticos y los depósitos por buzón de pago o unidades de autoservicio y convenio por grandes sumas», explicaron en la entidad a La Nacion .

El esquema apunta a descongestionar los trámites que quedaron imposibilitados de ser realizados por el cierre de las sucursales (retiro de tarjetas y de chequeras, recuperación de plásticos atrapados en cajeros, etc.).

Sin embargo, para evitar aglomeraciones, la entidad dispuso un cronograma de atención similar al que se aplica para los pagos a pasivos, es decir, determinado por el dígito de terminación del documento de identidad del cliente (personas humanas) o dígito verificador del CUIT (personas jurídicas). Según este diagrama, el lunes 13 cada banco atenderá a sus clientes con documentos terminados en 0 y 1; el martes será exclusivo para quienes los tengan terminados en 2 y 3, el miércoles los que terminen en 4 y 5; el jueves, en 6 y 7, y finalmente el viernes 17 los que tengan documentos que terminen en 8 y 9.

Sin embargo, para que sean atendidas «las personas deberán haber previamente solicitado un turno a través de las páginas de Internet de las entidades, o por otro medio electrónico que éstas pongan a disposición (ej. correo electrónico y/o teléfono) y las entidades deberán entregarles por vía electrónica un comprobante del turno acordado, indicando día de la cita, identificación (nombre completo y número de identificación) de la persona y ubicación de la casa operativa a la que deberá dirigirse», detalló el BCRA.

Precisamente ese comprobante le servirá al cliente como «permiso de circulación entre su domicilio y esa casa operativa», aclaró. «Estos clientes sólo podrán presentarse -en el día y casa operativa indicados- munidos de la constancia de turno emitida por la entidad financiera», insistió.

Recordó además que las entidades «deberán continuar sujetándose a un estricto cumplimiento de las normas sanitarias para preservar la salud de los clientes y trabajadores bancarios y no bancarios, garantizando la provisión a los trabajadores de todo elemento sanitario y de limpieza para poder desarrollar su tarea y el cumplimiento de las distancias interpersonales de seguridad estipuladas por la autoridad sanitaria».

La obligación no alcanza a los operadores de cambio, que «continuarán impedidos de abrir sus sucursales para la atención al público», según aclaró el ente monetario, aunque sin perjuicio de que «podrán continuar operando en el mercado cambiario entre ellas, con entidades financieras y con clientes en forma remota.»

El BCRA recordó además que la atención de clientes que sean beneficiarios de haberes previsionales y pensiones del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) o de aquellos cuyo ente administrador corresponda a jurisdicciones provinciales o a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, «será conforme al cronograma que la Anses o el correspondiente ente administrador establezca, no siendo necesaria la obtención de turno alguno».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *