Prioridad al peatón en la ciudad de Buenos Aires

El espacio público de la ciudad cambia en la nueva fase de la cuarentena. Con la intervención de 100.000 metros cuadrados, el gobierno porteño busca garantizar que se cumpla el distanciamiento social para evitar la propagación de los contagios de coronavirus en una etapa que suma nuevas actividades y tiene más gente en la calle.

Las veredas avanzan sobre la superficie de las principales avenidas para darle mayor espacio al peatón; los perímetros de los centros comerciales barriales y emblemáticos están cerrados; hay mensajes sobre las veredas que incentivan el distanciamiento entre las personas y se reducen las velocidades máximas en las calles. De esta forma se busca incentivar el comercio de cercanía y evitar que se realicen traslados en el transporte público o vehículos particulares y promover la movilidad en bicicleta o a pie.

La estrategia fue pensada en función de optimizar el espacio público y el transporte en forma conjunta para que los trabajadores de rubros esenciales sean los que utilicen colectivos, subtes o trenes, y el resto de las personas busquen otras alternativas de transporte más sustentables. La intervención es en 40 puntos estratégicos y en total se aplica en 12 kilómetros lineales.

La ampliación de veredas en ejes comerciales toma carriles de la calle donde pueden moverse los peatones a través de cortes parciales que funcionan las 24 horas. Esta modificación tiene lugar en las avenidas Triunvirato (entre Monroe y Olazabal), Cabildo (entre Congreso y Pedraza), Alvarez Jonte (entre Lope de Vega y Cervantes, Bermúdez y Segurola, Segurola y Mercedes), Nazca (entre Carranza y José Ingenieros), San Martín (entre Juan B. Justo y Donato Alvarez), Asamblea (entre José María Moreno y Emilio Mitre), Varela (entre Eva Perón y Crisóstomo Alvarez), Alberdi (entre Larrazábal y Lisandro de la Torre), La Plata (entre Chaco y Rivadavia), Corrientes (entre Serrano y Acevedo; Frías y Lambaré; Gascón y Bulnes), Caseros (entre Catamarca y La Rioja) y Entre Ríos (entre Alsina y México).

También hay cortes en las calles Federico Lacroze (entre Cabildo y Amenábar), Chilavert (entre Cañada de Gómez y Piedra Buena; Piedra Buena y Montiel), La Rioja (entre Caseros y Brasil) y Olavarría (entre Del Valle Iberlucea y Martín Rodríguez).

Se suman modificaciones en los entornos de los centros comerciales a cielo abierto, con cortes de calles entre las 8 y las 20 . Esta modalidad se aplica en el Barrio Chino, en Arribeños entre Juramento y Olazábal; el Mercado Juramento , en Juramento, entre Cabildo y Vidal; y los espacios comerciales de Once , Villa del Parque, Liniers, Casco Histórico y Caballito, con un perímetro a confirmar.

El corte de calles en estos sectores está acompañado por una adaptación de las velocidades máximas reducidas 10km/h. Las cuadras intervenidas en avenidas pasan de 60 km/h a 50 km/h y en las calles se reducen de 40 km/h a 30 km/h. La velocidad se modificaá en todo el tramo de la intervención y en los 100 metros previos a cada una. También hay carteles y señales de tránsito que alertan sobre la modificación del espacio y de la velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *