El protocolo que se evalúa para reabrir los clubes de barrio

Después de 150 días de confinamiento, los clubes de barrio se ilusionan con la reapertura de sus puertas. Y aunque todavía no hay una fecha precisa para que eso ocurra, sí están claros los pasos a cumplir.

Según el Protocolo Covid-19 para los clubes de barrio realizado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, está todo prácticamente listo para que las diversas actividades deportivas vuelvan. Aunque eso dependerá de la evolución de la pandemia por coronavirus y la curva de contagios que tenga cada distrito.

«Esto no autoriza a abrir», deja en claro Francisco Chiban, director de Clubes Argentinos del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación. Y agrega: «Lo que dice es que en tanto y en cuanto cada jurisdicción permita la apertura, este es el protocolo que hay que seguir.»

Este protocolo, genérico para todo el país, está sujeto a la fase de aislamiento social, preventivo y obligatorio vigente en cada jurisdicción, y a su vez a los protocolos particulares conforme a cada situación. Al mismo tiempo, cada federación trabaja en la implementación de los protocolos respectivos para cada deporte.

Por ejemplo, en la ciudad de Buenos Aires ya saben que lo primero que volverá es la actividad deportiva individual. Esto es: el tenis, el golf y el running. Todos cumpliendo la necesaria distancia social (por ejemplo, por el momento no se podrá jugar al tenis en parejas).

De acuerdo a lo informado desde el Gobierno de la Ciudad, eso será en la fase 2, que recién podría activarse el 16 de agosto. Todo atado, claro está, a cómo evolucione la curva de contagios.

«Este protocolo está apuntado a los clubes de barrio y de los pueblos, con hasta 2000 socios y sin actividad profesional. Se enfoca en la institución, en el ingreso y egreso de sus socios, en cómo deben comportarse dentro del club y qué cantidad está permitida por espacio. No es sobre la práctica deportiva, en donde cada federación está estableciendo su propio protocolo», detalla Chiban.

El Protocolo Covid-19 para los clubes de barrio se divide en tres capítulos: Nomenclatura y Medidas Generales, Particularidades de los clubes de barrio y Recomendaciones específicas para cada deporte. En este último es donde queda en claro que «cada actividad tiene procesos específicos que requieren interacciones personales entre deportistas, entrenadores y material deportivo, que deben ser descritas en los protocolos específicos. Dichos protocolos serán elaborados por cada una de las federaciones y aprobados por el Ministerio de Salud de la Nación y por cada uno de las áreas de Salud en sus jurisdicciones.»

El capitulo 1 se refiere a las Medidas de Prevención, recomendaciones visuales, distanciamiento («Evitar reuniones en espacios cerrados dentro y fuera de la institución, incluyendo reuniones de Comisión Directiva»), higiene («uso obligatorio de barbijos y no compartir mate, vajilla ni otros utensilios»), desinfección y ventilación de ambientes y qué medidas llevar a cabo ante la detección y manejo de casos sospechosos y contactos estrechos.

En tanto, el capítulo 2 está enfocado a las Particularidades de los clubes de barrio, con su respectiva capacitación, medidas de seguridad e higiene, actividades, qué hacer antes, durante y después de las actividades, y cómo llevar adelante la entrega y devolución de equipamiento, entre otras.

En la Argentina se estima que son más de 10.000 los clubes de barrio y pueblo, de los cuales 4.800 están registrados. Todos ellos fueron incluidos en el decreto 311/2020 que establece la prohibición del corte de los servicios públicos por falta de pago.

Esta medida fue resuelta en la reunión del Consejo Asesor del Deporte, encabezada por la subsecretaría de deportes porteña. El encuentro virtual fue abierto por el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y participaron legisladores de diversas fuerzas, como Matías López de Vamos Juntos y Claudio Morresi, del Frente de Todos, además de representantes de clubes de barrio, federaciones deportivas y funcionarios del Ejecutivo.

El presupuesto a utilizar corresponde al Fondo del Deporte que reciben los clubes en el marco de la Ley 1624 y asciende a una suma de 60.000 pesos a cada uno de 215 clubes que integran el Registro Único de Instituciones Deportivas. Este será el segundo desembolso que se realiza, ya que en abril hubo una determinación similar para los clubes de barrio, solo que en esta ocasión también se incluye a 60 federaciones deportivas.

Debido a la emergencia que sufren estas instituciones y su gran importancia en materia social, el Consejo Asesor del Deporte decidió autorizar de manera excepcional, que cada institución pueda utilizar esos fondos en lo que más necesita para asegurar su subsistencia. Por ejemplo, el pago de servicios públicos, colaborar con honorarios, mantenimiento general, o cualquier otro destino que se considere vital para mantener su existencia y ayude a estar preparados de la mejor manera posible para retomar su funcionamiento cuando la cuarentena termine.

Además, el Ministerio lanzó el Programa «Clubes en Obra» que se encuentra destinado a la mejora de la infraestructura de los clubes de barrio y las instituciones deportivas, un plan inédito al que se le destinaron $500.000.000 y ya recibieron el apoyo 400 clubes. A través de la página los clubes ingresan sus datos y su proyecto de obra que les permitirá mejorar su infraestructura y realizar proyectos de refacción, ampliación y mantenimiento de sus instalaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *