Cierre de locales comerciales en la calle Florida

Con una economía paralizada durante gran parte del 2020 por la pandemia de coronavirus, los locales comerciales se vieron gravemente heridos. Es más, se estima que el año pasado en la Argentina cerraron 90.700 locales y 41.200 pequeñas y medianas empresas, afectando a unos 185.300 trabajadores, de acuerdo a estadísticas de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En este contexto, la peatonal Florida está transitando la peor crisis de su historia. Fue la arteria comercial más afectada de la ciudad de Buenos Aires con una baja del 200% en los locales ocupados: pasó de tener 13 (prepandemia) a 39 espacios comerciales vacantes.

Desde la Asociación Amigos de la Calle Florida indicaron que los comercios de la zona se nutren en un 70% por el turismo -tanto extranjero como local-, mientras que el 30% restante proviene de las oficinas. Sin ninguna de las dos variables, los locales están facturando entre un 25% y 30% en comparación con 2019. “Entre la inflación y los gastos que tenemos, no es nada. Por eso los comercios cierran”, expresó Héctor López Moreno, presidente de la entidad.

“En la zona tenemos casi 100 locales cerrados sobre la calle Florida sobre un total de 608 y unos 450 dentro de galerías sobre un total de 900. Un 50% de las galerías bajaron sus persianas, algunas directamente tienen el portón de entrada cerrado. Es muy dramático, incluso sucede en galerías que antes tenían lista de espera”, agregó el comerciante.

La imagen de soledad empeora en las transversales: Paraguay, Viamonte, Tucumán, Lavalle, Marcelo T. de Alvear. “Florida pasó de ser la calle donde la gente se vestía bien, la peatonal de la elegancia, a ser hoy un lugar espantoso”, resumió Domingo Speranza, CEO de la consultora Newmark Knight Frank Argentina.

Falabella cerró dos locales que tenía sobre la calle Florida, también lo hicieron cafeterías que tenían más de 30 años de historia, agencias de turismo como Almundo.com y un gran local que tenía la compañía Personal. La incógnita que se abre es qué sucederá con esos espacios, ya que no son tan fáciles de readaptar. “Nosotros no tenemos marcas H&M, Forever 21, GAP, compañías que podrían tomar esos lugares. Son muchos metros cuadrados que cubrir, los locales emblemáticos son los que más cuestan alquilar”, apuntó Marcelo Zuliani, director de Colliers.

Según los expertos, una de las soluciones podría ser redividirlo y transformarlo en varios comercios. Otra opción es crear un patio de comidas, con muchos locales juntos. La más difícil, encontrar un sustituto. La menos querida, rentárselo a una empresa local por la mitad de su valor. La más temida por los comerciantes, un mercado de ropa. “Estoy preocupado con un local enorme que hay frente a Galería Pacífico. No sé si van a poner una feria”, se sinceraron.

Alquileres: en pesos y con quitas de hasta un 60%

Históricamente la peatonal Florida siempre fue muy codiciada y, ante la gran demanda, los precios de los alquileres se dolarizaron. Sin embargo, durante el último año se convirtió en la arteria comercial de Buenos Aires más perjudicada por el “efecto cuarentena”.

“En Florida siempre se pidieron alquileres en dólares. Pero ahora, los propietarios están migrando al peso para acompañar al inquilino. Del primer al segundo semestre de 2020, un 30% de los dueños de locales pesificaron su renta. Y también hay mucha afinidad por alquilar bajo, la medición nos dio una caída de 33 dólares frente al famoso 100 dólares por metro cuadrado que valía Florida en los años ’90. Ahora lo que importa no es el precio, sino que esté ocupado”, analizó Zuliani.

Por su parte, Speranza remarcó que es “difícil saber cómo están los precios hoy en día”, debido a que los contratos no es que variaron, sino que se alcanzaron acuerdos con los inquilinos para así acompañarlos “en un proceso complicado”. En ese sentido, hubo dueños que durante la cuarentena estricta le ofrecieron a sus locatarios una quita de hasta el 100%, aunque hoy dichas rebajas van desde el 25-30% y hasta un 60% de descuento del valor del alquiler.

La peor crisis de la historia

En los años 90, la peatonal Florida brilló en su máximo esplendor. Pero tal euforia llegó a su fin con la crisis del 2001. “En aquel entonces nos la vimos negra por dos meses: diciembre, por supuesto, cuando estalló el corralito; enero y febrero. Ya para marzo el dólar se disparó y empezó a venir todo el turismo a comprar porque estábamos muy baratos en dólares para el resto del mundo”, recordó López Moreno.

Quizás, la única crisis comparable con la que se está transitando actualmente fue en la década del ’70, cuando Florida se hizo peatonal: la obra paralizó a la zona durante un año entero y muchos comercios se fundieron en el ínterin. “Pasa que también ahora estamos viviendo un problema de seguridad. Teníamos la Comisaría 15 sobre Suipacha, pero la trasladaron a Retiro hace poco. Hoy no hay ni un policía en las calles y a cada rato nos rompen las vidrieras para robarnos. A mí, particularmente, ya me rompieron los vidrios tres veces. Así es imposible”, se lamentó el presidente de la Asociación Amigos de la Calle Florida.

A un año de que el Gobierno decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio el 20 de marzo de 2020, la única esperanza que le queda a los comerciantes es que las oficinas ganen peso nuevamente y el turismo poco a poco comience a reactivarse. “En 2001 la gente no compraba porque no tenía plata, pero por lo menos seguía yendo a la oficina, no como ahora que no hay ni una persona en la calle. La gente no está, desapareció. Pero sí es verdad que poco a poco noto más consultas sobre la zona y eso es la antesala de la recuperación”, cerró Zuliani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *