La villa 31 tendrá un mercado gastronómico construido por el Gobierno de la Ciudad

Con el objetivo prometido por los gobernantes de la Ciudad de Buenos Aires de urbanizar las villas. El año próximo se inaugurará un mercado gastrónomico dentro de la Villa 31, del barrio de Retiro. El objetivo principal es la de atraer visitantes al barrio. Contará con 30 locales y patio de comidas.

Arrancaría a funcionar en marzo de 2019.

En el marco de la obra de integración que la Ciudad lleva a cabo en las villas 31 y 31 Bis de Retiro, comenzó la construcción de un mercado gastronómico en uno de los ingresos principales al barrio. En un galpón gigante, que durante muchos años fue ocupado por una empresa de colectivos de larga distancia, se construirán más de 30 locales, un patio de comidas y un horno comunitario, entre otras instalaciones. Se trata de una inversión de más de $ 46 millones. La inauguración está prevista para marzo de 2019.

La idea es que el 40% de la oferta esté provista por los vecinos. Muchos de ellos cuentan con una gran experiencia comercial: se estima que hay casi 1.000 comercios en la villa y 250 puestos, en los que trabajan 350 personas.

El mercado estará ubicado en la esquina de Perette y Walsh, a metros del supermercado Coto y en diagonal a la terminal de ómnibus. Más allá de que la villa cuenta con al menos 40.000 habitan- tes, la idea es que convoque a vecinos de otros barrios, la gente que se mueve por la zona -viajando o trabajando- y a los más de 2.000 empleados que en un futuro se mudarán al Ministerio de Educación porteño, que ya comenzaron a construir en los terrenos que YPF vendió a la Ciudad.

El Gobierno busca, por un lado, replicar la experiencia de transformación que se lleva a cabo en otros mercados porteños. Y por el otro, dotar a esta comunidad de un espacio formal para desarrollar diferentes proyectos vinculados con lo gastronómico.

Como sucede en Liniers, los puestos de verdura de la villa tienen variedades de papines, ajíes o especias que no se encuentran en otros barrios de la Ciudad. Algunos podrán tener cabida en el nuevo mercado. En el lugar habrá también aulas en donde se dictarán talleres de oficios, una con cocina y otras dos para la capacitación que ofrece el Programa de Ingreso a la Gastronomía (PIG).

El corazón del lugar será un horno comunitario. En torno a él se organizarán charlas y talleres con reconocidos chef. El colectivo ACELGA (Asociación de Cocineros y Empresarios Ligados a la Gastronomía Argentina) colaborará en estas actividades.

A través de Participación Ciudadana, la gente podrá elegir el nombre del espacio entre tres opciones: El Bocado, Mercado Porteño y Mercado del Barrio. Todo el emprendimiento está motorizado por el programa BA Gastronómica y la Subsecretaría de Inclusión Social y Urbana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *