Restauración del Gran Pabellón del Centenario

La Agencia de Administración de Bienes del Estado y la Sociedad Central de Arquitectos abrirán un concurso de propuestas para el pabellón de Palermo, hoy muy deteriorado.

La cúpula del Pabellón del Centenario diseñado por el arquitecto italiano Virginio Colombo, con más de 100 años de antigüedad, es el único que sigue en pie de los 35 construidos para los festejos de 1910. La vegetación gana terreno entre los vidrios históricos y la estructura continúa sometida a un lento proceso de deterioro mientras se define su futuro. Se lo puede observar desde el estacionamiento del centro comercial que funciona en el mismo predio de Cerviño y Bullrich.

En noviembre del 2018, la Legislatura porteña aprobó una ley para agilizar la restauración del Gran Pabellón Central de la Exposición Internacional Ferroviaria y de Transportes Terrestres, tal su nombre completo, que ocupa 1.500 metros cuadrados y fue declarado monumento histórico nacional en 2010. En febrero de este año se firmó un acuerdo entre la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) para lanzar un concurso nacional de ideas que podrían aplicarse a la puesta en valor del inmueble, situado en el último rincón escondido del predio explotado por Cencosud. Por contrato, la empresa tenía la responsabilidad de garantizar el mantenimiento del pabellón, pero no cumplió y enfrenta por eso una demanda en la Justicia.

En paralelo, Cencosud recibió la segunda prórroga de la concesión del predio, por cinco años. Dicha cláusula formaba parte del contrato firmado en 1994 con el Ejército Argentino, el anterior administrador de esas tierras pertenecientes al Estado nacional, por lo que la firma mantendrá la actividad comercial hasta 2024. Las nuevas condiciones marcan un aumento del canon mensual, que pasará de los 5.900.000 de pesos a los 9.000.000.

Exposición Internacional del Centenario

La Exposición Internacional del Centenario se realizó en la ciudad de Buenos Aires entre los meses de mayo y noviembre de 1910, con motivo del festejo del centenario de la Revolución de Mayo del 25 de mayo de 1810.

Con una población de alrededor de 1,2 millones de personas hacia 1910, Buenos Aires era en ese momento el conglomerado urbano más grande de Latinoamérica, la octava ciudad del mundo y una de las más ricas gracias al modelo económico agroexportador que se había desarrollado desde 1880.

La exposición se distribuyó en distintos espacios abiertos concentrados en el Barrio Norte de la ciudad, desde la Plaza San Martín al Parque 3 de Febrero. Los distintos pabellones se agruparon por rubros, y también por las distintas provincias argentinas y algunos países invitados. El Pabellón del Centenario es el único edificio de los 35 que se construyeron para los festejos que aún sigue en pie y que ahora se quiere restaurar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *