Avanzan las obras del Viaducto Mitre

Las obras ­–muy avanzadas– del Viaducto Mitre, en la zona norte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, permitirán un ahorro de hasta 20 minutos de viaje por hora a los más de 100 mil vecinos que circulan en auto o en colectivo por la zona y beneficiará a los 100.000 pasajeros que utilizan el ferrocarril Mitre todos los días, quienes podrán llegar más rápido a destino.

El Ferrocarril Bartolomé Mitre, ramal Tigre, tiene una extensión de alrededor de 29 km con cabecera en la Estación de Retiro, localizada en el área central de la Ciudad de Buenos Aires; su traza alcanza el norte del Área Metropolitana de Buenos Aires hasta la estación Tigre, atravesando los Partidos de Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre. Cuenta con 17 estaciones: 2 estaciones terminales, Retiro y Tigre; 1 estación de combinación, Victoria; y 14 estaciones intermedias.

El viaducto elevará la vía del Tren Mitre para evitar interferencias con la red vial, mejorar los trasbordos (especialmente en Barrancas de Belgrano) y minimizar la afectación a otros modos de transporte y reduciendo los tiempos de viaje.

El viaducto correrá en la traza que va desde Av. Dorrego hasta Av. Congreso, comprendiendo un total de 3,9 kilómetros.

Al elevar las vías, se eliminarán 8 barreras ferroviarias en los cruces con las calles Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe. A su vez, se abrirán 2 nuevos pasos: Echeverría y Roosevelt; y 2 nuevos pasos solamente peatonales: Virrey del Pino y José Hernández.

Las obras incluyen la renovación total de las estaciones Lisandro de la Torre y Belgrano C., que están siendo construidas en altura.

Debajo del viaducto, se generarán nuevos espacios públicos verdes, comercios, oficinas públicas y zonas de servicios y áreas de esparcimiento en los barrios de Palermo, Belgrano y Núñez.

Con el viaducto, los 100.000 pasajeros que utilizan el ferrocarril Mitre todos los días podrán llegar más rápido a destino, ya que con la eliminación de barreras se mejorará la frecuencia de paso de los trenes. Hoy las formaciones circulan a 60 kilómetros por hora y podrán hacerlo a entre 90 y 120 km/h.

Por su parte, los 30.000 usuarios de colectivos que pasan por la zona más los 70.000 automovilistas que realizan esos trayectos a diario se ahorrarán entre 18 y 20 minutos por viaje.

El presupuesto destinado por el Ministerio de Transporte de la Nación para este proyecto fue de 2.050 millones de pesos. Los trabajos los llevan adelante, en conjunto, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), el Ministerio de Transporte de la Nación y el Gobierno de la Ciudad.

Inauguración en etapas

Según lo anunciado por los gobiernos de la Nación y de la Ciudad, la inauguración del viaducto será a fines de abril. En ese momento también abrirá la estación Belgrano C; Lisandro de la Torre deberá esperar dos meses más.

Las nuevas estaciones Lisandro de la Torre y Belgrano C estarán elevadas a 9,5 m de altura aproximadamente y contarán con escaleras pedestres y mecánicas y ascensores para subir a los andenes.

Cada núcleo contará con boleterías y molinetes, además de sanitarios públicos, que incluyen servicios para personas con capacidad reducida. Los andenes de Belgrano C serán cubiertos y en Lisandro de la Torre será semi abiertos.

La estructura de estación Belgrano C es imponente y fue creciendo en los últimos meses con la colocación de las bases de hormigón, las dovelas (los segmentos que forman una viga) y los arcos de metal. A los costados asoman varias escaleras que deberán utilizar los usuarios para acceder al andén de 210 metros de longitud.

A raíz de este proyecto, hasta fines de abril el ramal Tigre del ferrocarril Mitre realiza un recorrido reducido entre las estaciones Tigre y Núñez, desde donde circulan, sin costo adicional para los pasajeros, unidades de colectivos que les permiten llegar hasta Retiro o trasladarse desde esa estación hasta la de Núñez y Comodoro Rivadavia, a metros de la avenida General Paz.

Principales beneficios de la obra:

Incremento de los servicios de trenes sin afectar la circulación vehicular en el tramo Retiro-Belgrano “C”, mejorando la prestación del servicio ferroviario en cuanto a su rapidez y confort.

Fin de las interferencias ferroviarias con la actual traza de la red vial en el corredor ferroviario del viaducto, entre las calles Olleros y Congreso de Tucumán.

Solución del complejo nudo de las avenidas Juramento y Virrey Vértiz.

Eliminación de la posibilidad de accidentes en pasos a nivel.

Creación de nuevos espacios verdes.

Disminución de la contaminación ambiental y menor consumo de energía por aumento en la fluidez del tránsito.

Mejoramiento del escurrimiento pluvial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *