Nuevas plazoletas del Paseo del Bajo

En la segunda etapa del Parque del Bajo, los porteños pueden disfrutar de una plaza ubicada entre las avenidas Alem, Corrientes, Madero y la calle Perón, frente al CCK. Son 30 mil metros cuadrados integrados de espacio público y verde, en el que se revalorizaron elementos patrimoniales como las farolas ornamentales antiguas y la estatua del cartero. Además, se incorporaron nuevos bancos, canteros e iluminación LED. Este nuevo espacio incluye las plazas Del Correo e Hipólito Bouchard y las plazoletas Del Tango y Carlos Erro.

En cuanto a la movilidad, se favoreció el acceso con la nivelación de las calles Sarmiento y Bouchard, que se incorporan con criterio de prioridad peatón, así como la antigua avenida Rosales que también se incorpora a esta «macromanzana» peatonal. En este mismo sentido, una nueva bicisenda cruzará el interior del parque continuando el eje de las calles Bouchard con Azopardo hacia el sur de la Ciudad.

Uno de los hitos más importantes del parque es la recuperación y puesta en valor de la estatua homenaje a Juana Azurduy. Para ello se contrató al escultor Andrés Zerneri, autor de la obra, quien realizó los trabajos destinados a completar las pátinas que requería la estatua para su mejor conservación.

Parque del Bajo

El Parque del Bajo, que se desarrolla entre las avenidas Belgrano y Corrientes (eje sur-norte) y Paseo Colón y Huergo/Madero (eje este-oeste), recuperará una superficie total de 102.000 m² de espacios para uso público e incorporará nuevo espacio verde.

La intervención abarca, en total, 136.000 m² con acciones que incluyen la eliminación de rejas, la ampliación de veredas y la incorporación de nuevo mobiliario urbano, ciclovías, centros para ejercitarse y juegos infantiles.

De un total de 60.000 metros cuadrados de nuevo espacio público, 35.000 corresponden a nuevo espacio verde. A esto se agrega una superficie de 42.000 m² de espacios verdes existentes que son puestos en valor. Así, el Parque del Bajo está llamado a ser un nuevo pulmón para la Ciudad, tal como lo establece el Plan Verde presentado por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en 2016.

El proyecto incluyó la relocalización del helipuerto presidencial, el Mástil Nacional, el monumento a Juan de Garay y el de Juana Azurduy. Los espacios verdes hoy destinados al Ministerio de Defensa y al estacionamiento frente a la Aduana serán recuperados y la Av. La Rábida contará con una nueva traza, lo que facilitará el tránsito vehicular y permitirá el paseo peatonal en las inmediaciones de la Casa Rosada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *