Albert Camus. Un extranjero en Buenos Aires

La muestra organizada por la Biblioteca Nacional en conjunto con la Succession Camus, la Embajada de Francia en Argentina, la Biblioteca Nacional de Francia, la Fundación Sur y el Observatorio UNESCO Villa Ocampo presenta un recorrido por la vasta producción del autor franco-argelino a setenta años de su fugaz visita a Buenos Aires.

Albert Camus fue uno de los más destacados escritores del siglo XX. Ganador del Premio Nobel en 1957, escribió novelas magistrales como El extranjero (1942) o La peste (1947), referencias ineludibles de la literatura mundial, pero su obra trascendió los límites de la novelística: también fue dramaturgo, periodista y filósofo. Su trabajo en la prensa tanto en Argelia como en Francia ‒durante la ocupación nazi en tiempos de la Segunda Guerra Mundial‒, puso de manifiesto un compromiso político cabal y permanente. Sin embargo, fue un intelectual de izquierdas incómodo: en plena Guerra Fría, cuestionó al estalinismo y reflexionó negativamente sobre las revoluciones y el ideario comunista en El hombre rebelde (1951). De esta forma polemizó con Sartre y con gran parte del arco intelectual francés.

La obra de Camus, traducida por Victoria Ocampo, Julio Cortázar y Aurora Bernárdez, circuló por nuestro país ‒desde la segunda mitad de la década del 40‒, gracias a las ediciones de la revista Sur. Este hecho dejó en claro que la relación de amistad entre Victoria Ocampo y Camus, cristalizada en sus correspondencias y en las dedicatorias de los libros, se había convertido en un sólido intercambio intelectual.

En este marco, la Biblioteca Nacional exhibe una gran cantidad de materiales que contextualizan y complejizan la relación entre el autor franco argelino y la Argentina. Se destaca principalmente el manuscrito original de la célebre novela La peste ‒traducida por primera vez al castellano por la editorial Sur‒, junto con numerosas primeras ediciones, libros dedicados, correspondencias originales, traducciones, revistas, adaptaciones, críticas y fotografías.

La muestra permite enfocar algunos de los momentos más célebres de la obra de Camus y contribuye a alumbrar algunas zonas relegadas de lo que habitualmente se conoce del autor, además posibilita una reflexión desde nuestro país acerca de la notable actualidad de su escritura.

En el marco de “Albert Camus. Un extranjero en Buenos Aires”, se presenta además la muestra “Tres interpretaciones ilustradas de El extranjero” que se exhibe en la Plaza del Lector Rayuela y describe a través de imágenes algunas escenas fundamentales de la primera parte de la novela. Los artistas Jacques Ferrandez, Julián Aron y José Múñoz proponen tres visiones del Meursault de Camus, cada uno con diferentes, tonos, colores, textos y figuras de Argelia. Todos muestran la potencia de la obra y su productividad. Son, en conjunto, distintas invitaciones a leer de vuelta El extranjero.

Los debates ponen en discusión tres ejes fundamentales de la vida y obra del autor franco argelino.

Miércoles 25 de septiembre: El teatro de Albert Camus, con Walter Romero, Inés de Cassagne y Gustavo Frías.

Miércoles 30 de octubre: Vigencia de la obra y el pensamiento de Camus, con Ana María llurba, Magdalena Cámpora, Enzo Maqueira y Santiago Bellocq.

Miércoles 27 de noviembre: El vínculo de Camus con Victoria Ocampo y Sur, con Paula Varsavsky, Elisa Mayorga y Javier Negri.

Entrada libre y gratuita.

Albert Camus. Un extranjero en Buenos Aires puede visitarse de lunes a viernes de 9 a 21 hs. y sábados y domingos de 12 a 19 hs. en las salas Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo y en la Plaza del Lector Rayuela.

Albert Camus nació en Argelia en 1913 y murió en Francia en 1960. Novelista, dramaturgo y ensayista, se crió en el seno de una modesta familia de emigrantes franceses, su infancia y gran parte de su juventud transcurrieron en Argelia.

Instalado en Francia, durante la Segunda Guerra Mundial militó en la Resistencia y fue uno de los fundadores del periódico clandestino Combat, y de 1945 a 1947, su director y editorialista. Sus primeras obras de teatro, El malentendido y Calígula, prolongan esta línea de pensamiento que tanto debe al existencialismo, mientras los problemas que había planteado la guerra le inspiraron Cartas a un amigo alemán.

Entre sus otras obras, destacan: El extranjero (L’Étranger, 1942), La peste (La peste, 1947), La caída (La chute, 1956), La muerte feliz – (La mort heureuse, póstuma; 1971), El primer hombre (Le premier homme, póstuma; 1995). Inconclusa.

En 1957 se le concedió el Premio Nobel de Literatura por “el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de la actualidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *