Ciudad: no hay restricciones a la circulación y los bares cierran de 1 a 6

Las reuniones sociales en espacios abiertos como cerrados no podrán exceder las 10 personas. Se desplegarán operativos especiales para hacer cumplir los protocolos sanitarios.

Ante el exponencial crecimiento en la cantidad de contagios de coronavirus Covid-19 registrados en las últimas semanas, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires resolvió adoptar nuevas medidas de restricción tendientes a morigerar el avance y así evitar una segunda ola.

Así lo anunció el viernes 8 de enero en conferencia de prensa el vicejefe del Gobierno porteño, Diego Santilli, mientras que el titular del Ejecutivo porteño, Horacio Rodríguez Larreta, guarda aislamiento preventivo en su casa tras dar positivo por coronavirus.

«La situación sanitaria cambió» advirtió Santilli en el inicio de la conferencia de prensa que encabezó desde la sede del gobierno porteño. Y siguió: «hay un aumento exponencial de casos, pasamos de unos 350 casos promedio móviles por día a unos 942 con algunos días con más de 1.500 casos incluso».

«Hay más casos y nos tenemos que seguir cuidando» señaló el vicejefe de gobierno quien detalló además que la tasa de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva de la Ciudad llegó al 28%.

«Algunos podrán decir que la tasa de ocupación no es alta -siguió Santilli- pero lo que está pasando es que se están contagiando personas de menor riesgo pero por la experiencia del mundo sabemos que ellos luego contagian a los de mayor riesgo y luego la ocupación de camas crece sustancialmente».

Por esta razón el gobierno porteño decidió por el momento, y Santilli enfatizó en reiteradas oportunidades el «por el momento», no aplicar restricciones a la circulación.

Sí dispuso en cambio a partir de la 0 hora del domingo 10 el cierre de todos los locales comerciales gastronómicos, culturales y recreativos entre la 1 y las 6 de la mañana.

También redujo a 10 la cantidad de personas habilitadas a participar de reuniones sociales tanto en espacios abiertos como cerrados y se anunció un refuerzo de los controles en el espacio público.

En este aspecto Santilli destacó que tienen identificados 76 puntos en la Ciudad que congregan mucha gente por lo que se pondrá especial énfasis allí. De esos 76 puntos explicó, 39 son zonas gastronómicas. Otros 37 son espacios verdes que congrega grandes aglomeraciones de personas por lo que se desplegarán operativos especiales para hacer cumplir los protocolos sanitarios vigentes y así reducir el riesgo de contagio.

Santilli aseguró además que la Ciudad seguirá adelante con la campaña de vacunación encarada a partir de la compra de dosis de la vacuna Sputnik V realizada por el gobierno nacional y destacó que ya se prepararon 37 postas de vacunación y se capacitó a 400 trabajadores de la Salud para lograr que la vacunación sea masiva y en el menor tiempo posible.

En la Ciudad ya se vacunaron 7.200 trabajadores de la Salud.

«Tenemos que cuidarnos entre todos», concluyó el vicejefe de gobierno porteño.

Una por una, las medidas de la Ciudad para evitar el rebrote de coronavirus

No habrá restricción a la circulación «en este momento epidiemiológico y social de la pandemia» de coronavirus, según Santilli.

Los locales comerciales, gastronómicos, culturales y recreativos cerrarán de 1 a 6 de la mañana a excepción de las farmacias.

Las reuniones sociales tendrán un máximo de 10 personas tanto en ambientes cerrados como abiertos, públicos o privados.

Se reforzarán las inspecciones y la vigilancia «para controlar 76 puntos donde hubo o hay mayor concentración de gente», explicó Santilli, de los cuales 39 sitios son «zonas gastronómicas», para lo que se empleará personal del área Espacio Público de la Ciudad, de Defensa Civil, Bomberos, Agentes de Tránsito, Prevención y Policía.

También se reforzará la vigilancia y el control en «los 37 lugares de espacios verdes donde se detectó una mayor aglomeración de personas».

El transporte público seguirá reservado para los trabajadores que cumplen tareas esenciales y para quienes que ya están habilitados para usarlo.

Las clases volverían el 17 de febrero, pero hay más de 19.000 estudiantes de todos los niveles educativos que asisten desde enero a 100 escuelas de la Ciudad para actividades recreativas y pedagógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *