Cambios en el Ecoparque

Como venían prometiendo desde 2016, el Ecoparque a través de distintas etapas, reemplazará al Zoológico Porteño.

Entre lo que ofrecerá, será acceso gratis a internet vía wi fi y actividades participativas para los vecinos. Aún no fueron reubicados todos los animales, pero se prevé encontrarles el mejor hogar y destino, y así modificar el paisaje del espacio. De aquí a seis años se proyecta finalizar esta gran obra que modificará el espacio del Zoo que pasará a ser Ecoparque. Algunas zonas -12 hectáress- serán de acceso gratis y habrá actividades para todas las edades para estar en contacto con la naturaleza y cómo cuidarla.

La presentación del Ecoparque, como se conoce el lugar que reemplazará al Zoo, llega después de un año de incertidumbre y cuestionamientos de distintas ONG al plan oficial; si bien tras la estatización se había prometido la reconversión del predio de Palermo y el fin del cautiverio animal, pocos habían sido los avances registrados. También da por tierra con las insistentes versiones respecto de que las demoras escondían, en realidad, la intención de liberar los terrenos para desarrollos inmobiliarios.

Hoy, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Modernización, Andy Freire, argumentaron que concluyó una primera etapa, en la que se sembraron los cimientos para el verdadero cambio y que estuvo signada por procurar el bienestar animal de la colección del zoo, el tendido de las bases institucionales y el diseño del plan de transformación, que finalmente comenzará a concretarse luego de las vacaciones de invierno.

Para 2019, según el anuncio oficial, el predio habrá sumado tres espacios novedosos. En primer lugar, el de investigación y educación, sobre la calle Las Heras: contendrá un centro de rescate, un hospital veterinario, una biblioteca con aulas adyacentes para actividades con escuelas y un auditorio. Hacia la avenida Sarmiento, el sector de arte y cultura alojará iniciativas con contenido enfocado en la importancia del ambiente y la biodiversidad e incluirá un Paseo de la Prehistoria con foco en los dinosaurios.

Para la misma fecha se prevé la inauguración, en el frente hacia Avenida del Libertador, del espacio de recreación y consumo sustentable, donde funcionarán desde una huerta orgánica hasta juegos de aventura e interactivos al aire libre.

Un Faro de la Biodiversidad crecerá en el centro del predio de Palermo para 2023: será un núcleo físico con desarrollo vertical dividido en dos sectores, destinado al conocimiento de los orígenes de la vida y la concientización sobre el diversidad. “Será un nuevo ícono de Buenos Aires”, se entusiasmaron ayer los funcionarios, al presentar el proyecto.

Todas las áreas mencionadas, excepto un sector del Faro de la Biodiversidad, tendrán acceso libre y gratuito y los vecinos podrán disfrutarlos sin pagar, excepto en el caso de algunas actividades específicas probablemente concesionadas a privados, que estarán aranceladas.

Los cambios también prevén la demolición de todos los edificios que no cuentan con protección patrimonial, mientras que los declarados monumento histórico serán refaccionados.

Posteriormente a 2023 quedará conformado el quinto espacio, que por lo delicado de su función y sus requerimientos no tiene un plazo preestablecido: la zona de conservación de especies autóctonas, que replicará diferentes regiones naturales existentes en la Argentina. En el mismo sector habitarán los animales ya alojados en el zoo que, por cuestiones de longevidad, estado sanitario, riesgo en el traslado o no hallar un lugar que los reciba, deberán permanecer en Palermo hasta el momento de su muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *