Remodelación del cine Gaumont

Con la apertura de los sobres de las licitaciones públicas por obras por un valor de 20 millones de pesos, comienza la remodelación y mantenimiento del Gaumont.

Los trabajos –que se realizarán en contraturno, sin que sea afectado el funcionamiento de las salas, que cerrarán en forma alternada– es de 90 días, por lo que en junio deberían ser visibles las modificaciones edilicias del frente, el hall de acceso, las boleterías, los baños y las salas.

La colocación de pantallas LED para promocionar las películas en cartelera en la fachada de estilo racionalista –frente que será mejorado con hidrolavado y pintura–, la construcción de dos boleterías a la calle, la iluminación y el revestimiento de mármol del piso del hall de acceso y la remodelación de los baños serán sólo algunos de los cambios pautados en las obras que se licitan.

Dentro de las tres salas, se llevará a cabo el retapizado y acondicionamiento de las butacas, la mejora acústica, recambio de alfombras y adecuación de materiales ignífugos. Estas mejoras se suman a la iniciativa de cine inclusivo implementado hace un año y medio, consistente en una campana especial para funciones para sordos.

Las adjudicaciones de las remodelaciones del Gaumont se anunciarán junto a las de los espacios de estudio del segundo subsuelo de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) y de la sede del INCAA, ya que se llevarán adelante en forma conjunta.

El complejo Gaumont, con una capacidad de 1.500 butacas entre sus tres salas, convocó en 2018 a 500.000 espectadores, con 239 títulos programados y más de 7.300 funciones.

El Gaumont, un cine con historia

El Cine Gaumont se encuentra frente a la Plaza Congreso, en la ciudad de Buenos Aires.

Fue fundado en 1912 con el nombre de Cinematógrafo de la Plaza del Congreso, pero a los pocos años ya se llamaba Gaumont Theatre, en referencia al inventor e industrial francés León Gaumont, uno de los pioneros de la industria del cine.

El actual edificio fue inaugurado en 1946, y es de estilo racionalista, con su fachada revestida en ladrillo, intercalado con bandas verticales blancas, y una franja horizontal de ladrillo de vidrio (ahora tapada por una marquesina) que brindaba iluminación natural al vestíbulo, que posee planta baja y dos escaleras laterales que suben al nivel del pulman, donde ahora funcionan las salas 2 y 3. Los interiores están revestidos en travertino nacional, y conservan la iluminación difusa original en estilo garganta, típica de los años ’40.

En 1956, la cabina de proyección fue adaptada al nuevo sistema de pantalla ancha Cinemascope, y dos años después se presentó el sistema Cinerama.

En 1995, el Cine Gaumont fue remodelado para aumentar su capacidad, dividiéndolo en tres salas de menor tamaño, como ocurrió con la mayoría de los viejos cines de Buenos Aires que intentaron adaptarse para competir con los nuevos multicines de los centros comerciales.

En 2003, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) alquiló el Gaumont a sus propietarios, y lo transformó en el Espacio INCAA Km. 0, como primer paso de un proyecto para generar una red de salas para la proyección y fomento estatal al cine nacional a lo largo de todo el país.

En abril de 2012, se anunció que los propietarios del edificio no renovarían el contrato de alquiler al INCAA, que vencería al año siguiente, para luego vender el cine con el objetivo de demolerlo y construir un emprendimiento inmobiliario, pero el 6 de julio de ese año la Legislatura de Buenos Aires aprobó la ley de protección estructural del edificio.

En enero de 2013, el Gaumont fue comprado por el INCAA y cerrado por el plazo de dos meses para hacer la primera etapa de renovaciones edilicias. Su capacidad total, desde que fue reciclado, es de aproximadamente 1.500 plateas: la sala mayor con 800, las otras dos más pequeñas con 400 y 300 butacas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *