El Subte instaló desfibriladores en las estaciones de la red

Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE) instaló desfibriladores externos automáticos (DEA), a fin de facilitar los primeros auxilios a los usuarios que eventualmente presenten un episodio de paro cardiorrespiratorio. En una primera etapa, se colocaron 41 equipos en las cabeceras de las seis líneas y estaciones de combinación.

Se trata de 41 dispositivos que están instalados, en esta primera etapa, en las estaciones cabeceras y en las de combinación entre líneas y con el ferrocarril. Están ubicados en distintos puntos de la estación debidamente señalizados desde los accesos. Los desfibriladores ubicados en los andenes se encuentran dentro de un gabinete antivandálico y protegido con alarma sonora.

Los equipos son de fácil manipulación, con un sencillo mecanismo dotado de dos electrodos, entre los que pasa una corriente eléctrica con un alto grado de probabilidades de reestablecer el ritmo cardíaco. Además, con un aviso sonoro y una pantalla de texto guían a la persona que lo esté manipulando durante el proceso.

Al mismo tiempo, el personal de Metrovías y de SBASE recibió una capacitación a cargo de cardiólogos para el correcto uso de los equipos, como también de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar (RCP).

Hasta el momento, se instalaron desfibriladores en la estación San Pedrito, Primera Junta, Plaza Miserere, Lima, Perú y Plaza de Mayo de la Línea A; en Juan Manuel de Rosas, Federico Lacroze, Dorrego, Pueyrredón, Carlos Pellegrini y Leandro N. Alem de la Línea B; Constitución, Avenida de Mayo y Diagonal Norte de la Línea C; en Congreso de Tucumán, Ministro Carranza, Palermo, Pueyrredón, 9 de Julio y Catedral de la Línea D; en Plaza de los Virreyes, Independencia, Jujuy, Bolívar y Av. La Plata de la Línea E; y Facultad de Derecho, Las Heras, Santa Fe, Corrientes, Once, Humberto I y Hospitales  de la Línea H. Solo resta incorporar undesfibrilador en la estación Retiro.

Según datos de la Sociedad Argentina de Cardiología, en el país, la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte prevenible que deja un saldo de alrededor de 40.000 muertes anuales, de las cuales el 70% ocurre en lugares públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *