Las nuevas calificaciones que las escuelas porteñas pondrán a sus alumnos en diciembre

Definirán si el estudiante debe seguir con clases durante enero para recuperar los contenidos perdidos. No afectará al paso de año.

Mientras que la Ciudad de Buenos Aires continúa discutiendo con el gobierno nacional por la vuelta a clases presenciales, en las últimas semanas las escuelas, tanto públicas como privadas, fueron informadas sobre cómo será la evaluación en los próximos meses. Si bien hoy las calificaciones están suspendidas, los colegios porteños pondrán notas a sus alumnos en diciembre.

Esas notas serán cruciales para definir si los alumnos tendrán que cursar durante el verano o no. El gobierno porteño ya decidió que aquellos estudiantes que no cumplan con los saberes mínimos deberán continuar con las clases en enero para compensar la pérdida de aprendizajes durante 2020. Aún no se sabe si esa modalidad será remota, como hasta ahora, o presencial.

La resolución no va en contra de lo que se fijó en el Consejo Federal de Educación. El 25 de agostó todos los ministros de Educación consensuaron que ningún alumno repetirá de año en 2020, que el actual ciclo lectivo y el siguiente se unificarán en una misma unidad pedagógica y que la promoción se dará recién en 2021. La medida porteña no define el paso de año, sino que establece si los estudiantes necesitan un refuerzo.

En concreto, la resolución 2.225, que el ministerio de Educación que conduce Soledad Acuña ya giró a las escuelas, contempla tres niveles de aprendizaje: “Avanzado” (A), “Suficiente” (S) y “En proceso”. Los dos primeros indican que el alumno cumplió con los estándares de aprendizajes previstos y no necesita seguir cursando en el verano.

“Avanzado” (A): “Evidencia el logro y la consolidación del conjunto de los aprendizajes priorizados para este periodo. Manifiesta un dominio profundo y completo de los contenidos abordados”.

“Suficiente” (S): “Evidencia el logro de la mayor parte de los aprendizajes priorizados para este período alcanzando un nivel de desempeño satisfactorio. Requiere seguir trabajando en la profundización de contenidos a lo largo de 2021”.

En cambio, “En proceso” será indicativo de que el estudiante requiere complementar con clases a distancia. “Evidencia dificultades para el logro de los aprendizajes priorizados; o bien no se ha logrado sostener la continuidad pedagógica, por lo que no se cuenta con información suficiente para valorar sus aprendizajes. Es importante que el/la estudiante siga trabajando para lograr los objetivos planteados para lo cual contará con instancias de apoyo y acompañamiento”, describe la resolución.

De ese modo, las notas serán conceptuales y se abandonarán por este año las escalas numéricas. Luego, la Ciudad se desmarcará de la línea nacional que baja el ministro de Educación Nicolás Trotta. Planteará clases y cursos de apoyo durante enero y febrero en la búsqueda de recuperar los contenidos perdidos. En este caso, a diferencia del regreso a las clases presenciales, no necesitan del aval de Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *